San Isidro, Buenos Aires | |

 

 

 

 

 

 

     
Telegram Compartir en WHATSAPP Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook    
  .: NOTICIAS

 
Sentida recordación de un atentado atroz
   
Este 2 de Julio, cuando se cumplían 48 años de la voladura del comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal a manos de la agrupación terrorista Montoneros, Alejandra Cepeda, vecina de San Isidro e hija de Josefina Melucci de Cepeda, la única víctima civil que falleció en aquel momento, dialogó con Portal UNO.

"La verdad que fue hoy la primera vez de un acto en el cual invitan a familiares a la sede policial donde ocurrió el atentado. Mi mamá era civil y no pertenecía a las fuerzas policiales. Fue muy emotivo porque en realidad fue decir ‘pensar que mi mamá vino a este comedor a almorzar’. Había un reloj donde marcaba la hora del atentado. Muy fuerte"

Del acto, que por lo emotivo de la recordación se extendió más allá de lo esperable, participó la Dra. Victoria Villarruel, a quien todos conocieron hace años por su tarea de visibilización de las víctimas del terrorismo y el reclamo de justicia. La vicepresidente se mostró, como siempre, cercana a los familiares con los que conversó y se tomó fotos.

"Dio unas palabras muy emotivas el subdirector de la Superintendencia de Policía que también habló y se emocionó. Después de 48 años estuvimos en ese lugar y yo, la verdad, me quebré. Yo tenía en ese momento 11 años, mi hermana Carolina 5 y mi hermano 10. Estaban poniendo la súper gomería y en un momento, en un plumazo, nos destruyeron".

Consultada sobre cómo recordaba aquel día, Alejandra dijo que tanto ella como sus hermanos Gabriel y Carolina estaban engripados en la casa de Villa Urquiza, una propiedad antigua que habían refaccionado con gran esfuerzo.

Ante la ausencia de la madre que no llegaba, el padre se había puesto en campaña para encontrarla en hospitales.

Era ya de noche y los compañeros de trabajo de Josefina y la familia se había acercado frente a la noticia que ya ocupaba toda la atención: una bomba había estallado en el comedor de la Superintendencia de Seguridad Federal y la tragedia era total.

Fina, como la llamaban, no llegaría con sus moneditas de chocolate y la casa que era cálida comenzaría a ser fría. Repentinamente, papá debió hacerse cargo de los tres niños y el proyecto de una gomería grande jamás se concretó. Como tampoco llegó nunca la justicia para las víctimas de la locura subversiva.

Fina, empleada de YPF, había estado en el lugar con una amiga que trabajaba en la Policía. Fueron a almorzar y sucedió la explosión que hirió de muerte a ambas. Ella moriría instantáneamente y su amiga a los 9 días.

ENTREVISTA A ALEJANDRA CEPEDA
EMITIDA EN EL PROGRAMA
"COSAS POSIBLES" (03.Jul.2024)

 

"Mi mamá era de personalidad muy alegre, era una española que se nacionalizó argentina. Vino a la Argentina cuando tenía 11 años (la misma edad que tenía su hija Alejandra al perderla en el atentado)", señaló acotando que, curiosamente, ella cumple años el día 27, número que se forma uniendo el 2 con el siete (del mes de julio). Coincidencias, curiosidades, que sólo se observan al pensar y repensar la tragedia y el después.

En 2007 la familia presentó un escrito contra el Estado por el atentado y fue rechazada la intención de calificarlo como delito de lesa humanidad. Ricardo Lorenzetti, Servini de Cubría y otros, sólo lo reconocían como un hecho delictivo común.

"Fue un acta terrorista, no me importa de qué banda fue el ataque de terroristas. Yo no estoy de acuerdo con lo que pasó en esos años con los desaparecidos y las torturas. Me parecen horrendo, pero no puede ser: los civiles que fallecieron en estos atentados tampoco tenemos derecho", se lamentó.

Habitualmente se considera a las víctimas de cualquier hecho a los muertos y, en ocasiones, también a los heridos. Pero rara vez se tiene en cuenta a los familiares, que también son víctimas, también los atraviesa la tragedia, aunque no sean heridas físicas. Llevan a cuestas heridas difíciles de cicatrizar que están en el alma.

"Yo siento que la bomba que fue disparada impactó a todos, a mí me impactó. Yo no tenía diálogo, no me reía y así estuve hasta los 24 años. Tengo que agradecer a todos mis compañeros de colegio y mis amigas de la infancia que fueron de fierro, siempre me acompañaron. No me fue fácil, pero yo tenía una niña interna que lloraba todos los días".

Alejandra Cepeda se mostró esperanzada de que las cosas vayan cambiando, que el poder político y la justicia escuche a las víctimas para que, tal vez, en algún momento se las tenga realmente en cuenta.

"Es muy valioso que nos acompañen en la marcha. Que te manden un saludo a nosotros nos llena el corazón", destacó Alejandra al tiempo de valorar el gran impacto y ayuda que significó el libro de Ceferino Reato "Masacre en el comedor", que relata con objetividad lo ocurrido aquel día, a sus ideólogos y el resto de sus responsables.

Finalmente, la hija de la única víctima civil del atentado, rescató que cada vez haya más jóvenes que se acercan a esta causa. Segundo Carafi e Iván Ara de Cruz del Sur, Ulises Chaparro de Jóvenes Republicanos, por ejemplo, hacen pensar que, en algún momento, la historia pueda empezar a mostrarse sin recortes ni ocultamientos.

Tal vez, en un tiempo, una calle, una plaza, un monumento honre la memoria de Josefina Melucci de Cepeda, "Fina" para sus cercanos, la única víctima civil de un atentado que jamás debió ocurrir.


Tercera Marcha por la Impunidad

El sábado 6 de julio a las 11:00, familiares de las víctimas de la masacre en el comedor -el atentado terrorista más sangriento de la historia argentina antes del de la AMIA- junto a organizaciones de la sociedad civil y grupos de jóvenes, se concentrarán en la esquina de las avenidas San Juan y Entre Ríos, en la estación "Rodolfo Walsh" de la línea E de Subte, para marchar hasta el lugar donde sucedió el hecho, en la calle Moreno 1417.

Los manifestantes rendirán homenaje a las víctimas del atentado de Montoneros en la entonces sede de la Superintendencia de Seguridad Federal, perpetrado en ese lugar el 2 de julio de 1976, y pedirán que se trate el proyecto de ley presentado en 2023 que pide el cambio de nombre de la estación a "Víctimas del Terrorismo", quitando el nombre de "Rodolfo Walsh", quien fuera el ideólogo del atentado. Además, solicitarán que se instalen placas recordatorias de los 23 muertos por la bomba y que se quiten del Parque de la Memoria los nombres de José María "Pepe" Salgado, autor material del atentado, y de Rodolfo Walsh.

En 2022 el periodista Ceferino Reato presentó un libro titulado "Masacre en el comedor" donde describe detalladamente cómo fueron los hechos.

 
whatsapp

 

Firma

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

 

 

 
 
Toda vida vale
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA DAMAS ROSADAS MARCHA POR LA VIDA FUNDACION CONIN
CUIDAR TU VIDA EN TUS MANOS FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA FUNDACIÓN COR FUNDACION NOSOTROS
LA CHATA SOLIDARIA CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA
INSTITUCION FÁTIMA

BUSCADOR
Google

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

Portal UNO Argentina
Todos los derechos reservados | 2004-2024