San Isidro, Buenos Aires | |
       
      Flickr Twitter Facebook
  .: NOVEDADES

 
La educación debe aprovechar al máximo el potencial de cada sexo
   
El diagnóstico actual sobre educación muestra que las chicas están obteniendo mejores resultados académicos que los chicos. Sin embargo, para Linda Sax –profesora de la Universidad de Los Ángeles y experta en la llamada "brecha de género educativa"– la realidad no es tan simple.

Si se reduce la cuestión a un asunto de notas o de porcentajes de alumnos graduados, es cierto que las alumnas superan a sus compañeros desde la primaria hastala universidad. Pero esta atención exclusiva a la parte más medible de la experiencia académica provoca que frecuentemente se pierdan de vista otros aspectos en que los hombres aún adelantan a las mujeres; y no solo en lo referido a las matemáticas, también en cuestiones como la confianza en las propias habilidades intelectuales, o para hablar en público o cuestionar las ideas del profesor.

Con el marco del 19º Diálogo de Educación organizado por la Confederación de Padres de Alumnos, Linda Sax expuso su estudio sobre la brecha de género que existe en las carreras universitarias STEM (Ciencias, Tecnología, Ingenierías y Matemáticas, por sus siglas en inglés) y el aporte del modelo de educación diferenciada por sexos a la educación de las mujeres.

La investigación, financiada por la National Science Foundation, cuya fuente de datos son la encuesta Freshman CIRP y más de 8.000.000 de estudiantes en más de 1.000 instituciones de Bachillerato en EEUU, expone cómo la educación diferenciada anima a las mujeres a escoger las carreras STEM, además de que las mujeres que están en una carrera de STEM tienen más posibilidades de encontrar un buen trabajo con una mayor retribución salarial.

Según la investigación de Linda Sax, la educación diferenciada favorece:

  1. El compromiso académico.
  2. El interés de las mujeres por el ámbito sociopolítico.
  3. Alta participación en la universidad en los órganos de gobierno.
  4. Mayor confianza en habilidades matemáticas e informáticas.
  5. Mayor interés en acceder a carreras de Ingeniería.

Una de las conclusiones es que la autonomía respecto a la familia (en Estados Unidos es muy frecuente cambiar de ciudad al comenzar los estudios universitarios) es mayor en los chicos de primero de carrera que en sus compañeras de curso. El estudio observa una asociación entre esta autonomía (expresada en la frecuencia de los contactos con la familia y en las propias impresiones de los encuestados) y la confianza de los estudiantes en sus habilidades intelectuales.

En cuanto a la interacción con los profesores, ellas son más sensibles, para bien y para mal (acusan más un comentario desdeñoso o demasiado seco del profesor); además, se sienten menos cómodas al cuestionar las ideas del profesor, lo que desincentiva su espíritu crítico.

La organización del tiempo no es tan determinante para las chicas como para los chicos. La relación entre horas de estudio y resultados académicos es bastante más directa para ellos; ellas son más capaces de simultanear los estudios con un trabajo parcial o con la práctica periódica de deporte sin que afecte a sus notas.

Beneficios de los colegios solo para chicas

Según otras investigaciones de Linda Sax, los colegios solo para chicas consiguen, de hecho, mejorar su rendimiento en aspectos en los que tradicionalmente están en desventaja con respecto a los chicos.

Las chicas educadas en colegios diferenciados no solo obtienen mejores notas; también están más comprometidas con las cuestiones políticas y culturales.

En 2009 Sax publicó los resultados de una investigación que comparaba varios factores del comportamiento, académico y no académico, de chicas que se acababan de graduar en institutos mixtos y de educación diferenciada. Aunque advertía de que muchas de las diferencias parecían tener que ver sobre todo con variables demográficas o socioculturales (etnia o nivel socioeconómico de las estudiantes), otras seguían siendo significativas aun después de controlar estos elementos.

Por ejemplo, las estudiantes de colegios diferenciados estaban más comprometidas con su carrera académica (dedicaban más tiempo a su estudio y a dar clases particulares a otras alumnas), y con las cuestiones políticas y culturales de su entorno. Confiaban más en sus habilidades matemáticas, informáticas y oratorias, terrenos habitualmente dominados por los chicos. Además, eran más proclives a escoger una ingeniería como grado universitario (aunque todavía muy por debajo de sus compañeros varones).

En los colegios diferenciados católicos, además de las diferencias citadas, las chicas obtenían resultados considerablemente mejores en los exámenes nacionales que las estudiantes de otros colegios católicos mixtos, y con mayor frecuencia escogían su carrera por motivos académicos (intereses, calidad de la enseñanza, perspectivas de cursar un postgrado) en vez de económicos –los centros católicos suelen tener alumnos de menor estatus económico que los independientes–.

El conocimiento de estas diferencias entre chicos y chicas en cuanto a la experiencia de la vida académica –que no se reduce solo a las notas– debería llevar a los profesores a adaptar su docencia y su interacción con los alumnos de cada sexo. Las escuelas de educación diferenciada no son la única manera de aprovechar el potencial específico de cada uno; pero una escuela solo para chicas podría, por ejemplo, incidir en el aspecto de la confianza para hablar en público o en el cuestionamiento de las ideas de los profesores, factores relacionados con la capacidad de liderazgo (se suele hablar de una brecha de confianza, confidence gap, que perjudica a las mujeres en el mundo laboral).

No es solo cuestión de preferencias

Según Linda Sax, la mayor representación de los chicos en las carreras de ciencias no es una cuestión solo de preferencias: "se debe a años de tópicos que pintaban estos campos como cosa de chicos". La falta de vocaciones científicas femeninas también se explica, en su opinión, porque no se ha sabido exponer las potenciales implicaciones sociales que tienen estas disciplinas. Las chicas son proclives a escoger carreras con impacto social, y se beneficiarían de un cambio en la forma de presentar las ingenierías o la informática.

Sax opina que aún quedan importantes cuestiones por investigar en el terreno de la experiencia educativa de chicos y chicas: ¿por qué se producen tantas diferencias de resultados entre alumnas de colegios solo de chicas y mixtos?, ¿y qué lecciones podrían aplicarse estos últimos?; ¿qué tipo de estudiante se beneficia más de la educación diferenciada?; ¿qué ocurre con los centros solo para chicos?

 

 

.: Portal UNO Argentina

 
 
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
ENCUESTA
¿Qué incide más para tener un país mejor?
Mejor educación
Mayor seguridad
Más trabajo

Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA ROTARY CLUB DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR CASA DE GALILEA FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
BIBLIOTECA POPULAR DE SAN ISIDRO SCOUTS DE ARGENTINA FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA CENTRO DE EXCOMBATIENTES DE MALVINAS SAN ISIDRO
TU VIDA EN TUS MANOS ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO COLEGIO DE VETERINARIOS DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
LA CHATA SOLIDARIA ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA FUNDACION NOSOTROS
INSTITUCION FÁTIMA UASI LA CAVA FUNDACIÓN COR

Ver farmacias de turno en San Isidro
BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

PUBLICIDAD

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

GUÍA DE COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

JARDINERÍA

GUÍAS DE DATOS

RESTAURANTES

COMENTARIOS

MASCOTAS

GUÍAS DE ORGANIZACIONES

ACTIVIDAD CULTURAL

DEPORTES

SALUD

FARMACIAS

EDUCACION

ENVIAR INFORMACION

FAVORITOS

PRONÓSTICOS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2016