San Isidro, Buenos Aires | |
       
Telegram Compartir en WHATSAPP Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook    
  .: VALORES

 
Lobos con piel de cordero
   
La Organización Mundial de la salud (OMS) y UNICEF siguen dejando evidencias de su apuesta pro aborto. Más notorias podían ser las presiones del lobby abortista en las organizaciones internacionales como la OMS; pero UNICEF se presenta como una respetable organización internacional humanitaria que protege a la infancia y se publicita con las fotos de niños vivos, cuando paradójicamente colabora en la práctica de abortos.

Estos son los datos que nos mueven a la reflexión:

1. Completo manual de la OMS sobre abortismo llamado "Aborto sin riesgos": métodos de aborto, instrumentación necesaria, etc. La guía no tiene desperdicio, incluye la negación de secuelas (pág. 43), cómo montar o mejorar un abortorio (56), cómo "derivar" a las embarazadas (66), incluso recomendaciones para combatir "barreras legales" (93). Además, es muy rica en eufemismos, el aborto es "aborto sin riesgos", donde se practican son "servicios seguros", quienes los practican son "proveedores".

2. Tanto en el buscador de la OMS (www.who.com) como en el de UNICEF (www.unicef.com), pueden encontrarse cientos de documentos propios con el aborto conceptuado como un derecho más de la mujer a su salud ("salud reproductiva").

3. En el libro de la OMS "Implantación de la maternidad segura en los países", hay relación del instrumental obstétrico recomendado (ver puntos 7 y 8), numerado por la propia organización, donde no faltan el aspirador y otros instrumentos necesarios para practicar abortos, como el decapitador Braun, el perforador craneal Simpson, etc.

4. Un documento de UNICEF, la organización internacional que defiende la infancia, llamado "Salvando vidas de mujeres" donde figura el equipo médico EMOC (siglas de "cuidados obstétricos de emergencia"). En su página 91 podemos ver todo el instrumental necesario para practicar abortos, bajo los epígrafes de "equipos para craneotomía", "equipos de evacuación uterina" y "equipos de aspiración manual".

5. El plan de suministros hospitalarios de UNICEF para 2007 donde no faltan, comprados por miles de unidades, los instrumentos para realizar abortos (pág. 2): 1.500 aplastacráneos Braun, 1.500 decapitadores Braun, succionadores, etc.


Tras conocer todo esto, ¿felicitarás la Navidad con tarjetas de UNICEF?


Políticas de fomento del aborto ilegal

Josep Miró, presidente de E-cristians, explica que en España la ley que regula las excepciones concretas en que el aborto no es punible tiene una reglamentación muy exigua, porque las administraciones públicas no han querido desarrollarla. “No existe ningún control previo, durante o posterior al proceso que permita detectar irregularidades. La carencia es tan grave, que si en este ámbito se aplicara la normativa habitual en materia de talas forestales, el número de abortos disminuiría en gran medida. En España es más difícil cortar un árbol ilegalmente que cometer un aborto”.

La escasa proporción de abortos que se realizan en los hospitales públicos no se debe a la objeción de conciencia de los médicos, sino a que se ve preferible derivar hacia clínicas privadas los abortos que no están claramente tipificados.

"Esto explica la baja participación de los hospitales públicos en los abortos, y el escaso número de casos por enfermedad mental de la madre que se da en los mismos, cuando en las estadísticas sobre aborto significan más del 95% del total”. De este modo la sanidad pública se protege de posibles repercusiones jurídicas causadas por la ilegalidad del aborto.

La sanidad pública, sigue explicando Miró, ha establecido un sistema para subvencionar a las clínicas abortista, de dos modos: “Uno mediante un acuerdo con una fundación privada, que, con dinero público, subvenciona a las mujeres que quieren abortar. El Ministerio de Sanidad y las Consejerías de las Comunidades Autónomas son los agentes que financian. En el caso de Cataluña, la fundación es Salud y Familia. La segunda vía consiste en establecer convenios entre las Comunidades Autónomas y las clínicas abortistas”.

El sistema se presta a arbitrariedades evidentes. “Los médicos psiquiatras que determinan el riesgo grave de salud para la madre están a sueldo de la propia clínica que hace el aborto, y sus dictámenes no están sometidos a ningún control, ni de la Administración ni del Colegio de Médicos”.

El dinero de la sanidad pública estimula así suculentos negocios privados de las clínicas abortistas. “Aquello que no se hace en las prestaciones sanitarias obligatorias, el desviar a los centros privados enfermos para evitar riesgos o largas y angustiosas esperas, se hace con el aborto. ¿Por qué la post-izquierda proclama que la sanidad debe ser pública, pero el aborto ha sido privatizado al máximo? Porque esta es la garantía del fraude, sin que la sanidad pública se implique directamente”.

El resultado –concluye Miróes una verdadera política de fomento del aborto, a pesar de que la mayor amenaza para el bienestar y la prosperidad de nuestro país es la crisis de natalidad”.


[Fuentes: Hazteoir.org / Aceprensa / La Gaceta]

 

 

Firma

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

 

 

 
 
Ver farmacias de turno en San Isidro
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA DAMAS ROSADAS MARCHA POR LA VIDA FUNDACION CONIN
CUIDAR TU VIDA EN TUS MANOS FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA FUNDACIÓN COR FUNDACION NOSOTROS
LA CHATA SOLIDARIA CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA
INSTITUCION FÁTIMA

BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

GUÍAS DE DATOS

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

SALUD

ORGANIZACIONES

CULTURA

COMENTARIOS

PUBLICIDAD

ENVIAR INFO

EDUCACION

DEPORTES

FARMACIAS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2020