San Isidro, Buenos Aires | |
       
Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook      
  .: VALORES

 
La defensa de la vida necesita transparencia y honestidad
   
En un extenso y agotador escrito con una redacción con no pocas carencias, nos encontramos con una sospechosa exposición de Mariano Obarrio, hombre encaramado en el movimiento provida, desde donde -dicen algunos- pretende aspirar a una carrera política partidaria.

Hace poco nos sorprendimos con una declaración del periodista Obarrio oponiéndose a la realización de marchas cívicas contra el aborto (en especial la que se hará el 23 de Diciembre) diciendo que si el gobierno nacional decidiera no buscar la modificación del Código Penal en ese aspecto (algo que no ocurriría como se pensaba, pero que puede incluir los caprichos del caso "F., A. L"), la marcha quedaría "totalmente descontextualizada", reduciendo a la sociedad a sólo reaccionar a los vaivenes del gobierno y menospreciando todas las iniciativas oficiales que ignoran lo decidido por el Congreso.

En esos mismos días Obarrio, ante la escasa cantidad de personas que respondieron a una convocatoria para el sábado 15 de Diciembre en contra de la ideología de género, buscó quedar como "sabelotodo", señalando que sabía que habría poca concurrencia y había tratado de hacer desistir a los organizadores de tal movilización ciudadana.

Incluso dijo que no había utilizado sus canales en la web para promocionarla. Pero, curiosamente, se descubrió que había fogoneado con un video la participación en una movilización en Jujuy para el 16 de Diciembre,… por el mismo motivo. Si es cierta su intención es desarrollar una carrera en la política… va por buen camino si continúa con sus repentinos cambios de postura, como lo hacen políticos encumbrados.


Ahora, el periodista se considera habilitado a señalarle a la diversa comunidad provida que ser "muy" firmes en sus convicciones o en sus reacciones… no es conveniente.

"Tenemos que mostrar razones, argumentos y no caer en insultos o acusaciones livianas de 'asesinos' o otras diatribas", señaló Obarrio a sus "amigos celestes" aunque pareciera desconocer la enorme diversidad del movimiento provida.

Las acciones proaborto impulsadas por el gobierno nacional, por diputados y por políticos sin presencia parlamentaria, provocaron reacciones de todo tipo, como las de los expositores ante las comisiones en el Congreso, y las que aparecieron en las redes sociales, en algunos diarios y en canales de televisión.

Desde que recrudecieron las intenciones abortistas en el último tiempo -sobre todo desde la propuesta del Ejecutivo-, hubo comentarios serios de hombres y mujeres preparados, sólidas argumentaciones científicas y jurídicas, demostraciones de trabajo social efectivo, junto a respetables reacciones de repudio y justificada descalificación a los dichos de funcionarios nacionales, activistas políticos, organizaciones y hasta de actores, músicos y conductores de radio y televisión.

Señalar que hay que mostrar "razones y argumentos", es como si Obarrio recién se asomara a los hechos que a tantos nos preocupan. Razones y argumentos hubo y seguirá habiendo, aunque los promotores de la muerte prenatal parecieran no entenderlos.

"El gobernador Gerardo Morales hoy dice que está en contra del aborto pero que le parecería bien la legalización para solucionar el problema de las adolescentes. Los agravios de nuestro sector seguramente lo hartaron y por eso se paso del otro lado", dice el periodista Obarrio amparando al contador Morales que hizo todo lo que estuvo a su alcance para liquidar a la niña jujeña de 24 semanas de gestación y que nunca "cambió de lado", ya que demostró que le importa más respetar el inconstitucional protocolo que la Constitución Nacional.

Dieciocho (18) abortos realizados durante el 2018 bajo el amparo del injusto protocolo evidencian "de qué lado" está Morales.

Refiriéndose a la desaconsejada cesárea prematura, dijo que "… seguramente no lo hizo con intención de que muera la bebe, sino de salvarla, ello me consta", mostrando que parece tener pruebas del compromiso provida del gobernador jujeño.

La liviandad del "análisis" de Obarrio es, cuanto menos, infantil.

El periodista teme tener enemigos (él los llama "adversarios") y no tendría empacho en contar con el apoyo de algún impresentable -como Morales-, cuando sentencia "Si nos ponemos rígidos en la política seguiremos cosechando adversarios en gente que hoy está en el medio o que incluso votaron por el rechazo." "No los hagamos pasar del otro lado, donde los verdes los esperan con muchos mejores promesas que nosotros. Seamos inteligentes, tengamos criterio político y diplomático."

Es evidente que Obarrio quiere defender la vida, pero no quiere que nadie lo tome como alguien "muy firme" en sus convicciones. Por eso se anima a proponer "una modificación en los protocolos para acotar la edad gestacional en caso de violación", lo que equivale a decir que es válido matar a un niño si es lo suficientemente pequeño. Aunque podamos adherir a otros puntos señalados por el periodista (investigar a los violadores), no es posible coincidir en negociar con el tiempo de vida de un ser humano. Se trata de una verdadera incoherencia que un hombre que se presenta como provida ponga reparos a la protección de la integridad de una persona.

Con su comentario, Mariano Obarrio parece haber olvidado que el artículo Nº 19 del Código Civil protege a los seres humanos desde la concepción y por encima de los inmorales protocolos. Y que el Código Penal no crea derechos, sino que tipifica delitos.

Como si estas buenas razones no le fueran suficientes, millones sabemos que no hay derecho alguno a abortar. Ni la madre, ni el padre, ni una organización, ni un gobernador están por encima de la Constitución como ley fundamental.

"A los que están entre posturas indefinidas hay que seducirlos, no insultarlos", expresa el periodista sugiriendo que Morales estaba "indeciso" y que "actuó presionado por el protocolo y por un gran lobby abortista". Es decir, Morales era bueno y la sociedad provida… lo hizo malo.

Mariano Obarrio dice que "pedir la derogación de los protocolos es una vía muerta" (como reclaman organizaciones como Mas Vida, Marcha Por La Vida Argentina y muchas otras), porque no hay suficientes legisladores que apoyen, porque los jueces son en su mayoría abortistas y porque "nos hará perder consenso entre la gente común y entre los diputados y senadores y políticos en general".

No hay dudas de que el periodista de La Nación sostiene que hay que licuar las convicciones, la adhesión a la Constitución y a la decencia, para no perder votos. Cualquier similitud con las volátiles estrategias de los mayoritarios partidos políticos argentinos, es mera coincidencia.

Vale recordar, también, que la primera reacción de Obarrio cuando se anunció el 28 de Agosto el nacimiento del Partido Celeste -una de las iniciativas políticas para ofrecer una postura clara sobre la defensa de la vida-, fue desacreditarla. Tal vez, sólo tal vez, porque él no participaba de la movida.

Sinceramente, es una pena que existan en el movimiento provida bajezas, egoísmos, intereses personales y precariedades como las que se encuentran en el resto de la sociedad argentina. Analizándolo, ¿por qué no existirían si existen en otros ámbitos? Vivimos con una batería de valores que algunos están asociados a virtudes y otros no.

Como dijo un amigo que me regaló este período de batallas por la vida, lo que necesita la Argentina no son valores, porque los hay, sino virtudes: fe, templanza, fortaleza, justicia, prudencia, caridad y esperanza. Desgraciadamente el respeto por la vida humana, el tema que nos ocupa, no es algo que constituya un valor idéntico para todos. 

Adolf Hitler, Adrián Suar, Alejandro Bercovich, Andy Kusnetzoff, Ángel De Brito, Arturo Puig, Barack Obama, Beatriz Sarlo, Beto Casella, Bill Gates, Cecila Roth, Celeste Cid, Claudio Lozano, Cristina Pérez, Daniel Filmus, Daniel Grinbank, Daniel López Rosetti, Daniel Tognetti, Débora Plager, Diana Maffía, Dilma Rousseff, Dolores Fonzi, Eduardo Aliverti, Eduardo Galeano, Emma Watson, Ernesto Tenembaum, Estela de Carloto, Facundo Manes, Fito Páez, Florencia Peña, Gerardo Milman, Guido Lorenzino, Gwyneth Paltrow, Hebe de Bonafini, Jane Fonda, Jorge Lanata, Jorge Rial, Joseph Stalin, Juan Falú, Juan Miceli, Juan Pablo Varsky, Justin Trudeau, Liam Neeson, Liliana Herrero, Lucía Galán, Luis Novaresio, Magdalena Ruiz Guiñazú, Maggie Gyllenhaal, Mao Zedung, Marcelo Zlotowiazda, Margarita Stolbizer, María Eugenia Estenssoro, María Luisa Storani, Mariana Fabbiani, María O'Donnell, Mario Vargas Llosa, Mark Ruffalo, Mauricio Macri, Mercedes Morán, Meryl Streep, Michelle Bachelet, Natalia Laforucade, Osvaldo Bayer, Pilar Sordo, Reese Witherspoon, Ricardo Darín, Ricardo Gil Lavedra, Salma Hayek, Scarlett Johansson, Sergio Massa, Valeria Lynch, Verónica Lozano, Víctor Hugo Morales, Victoria Donda, Vilma Ibarra o Whoopi Goldberg, por sólo mencionar a algunos, consideran como valor la decisión de una mujer de desechar a su hijo, cuando así lo requiera.

Pero hay millones de personas (con buena formación científica, legal, religiosa o no) que sostienen que hay valor en el cuidado de la vida humana iniciada en el amor o en una violación, y que por eso debe ser respetada sin adherir a protocolos "acotados" ni a componendas políticas o circunstanciales adhesiones "convenientes".

Es en ese sentido que surgió, por ejemplo, la organización "Save the one" (Salvar El 1), dedicada a proteger la vida por nacer siempre, desechando la postura que se dice provida pero que considera válido el aborto, si el embarazo se inicia en una violación. Quien así piensa no está entendiendo cabalmente de qué se trata la ola celeste que se extiende en el mundo.

Las amenazas a la vida humana y a la dignidad de las personas son una triste realidad en la Argentina y no cesarán. Por eso es preciso extirpar conceptos erróneos, temores infundados, cálculos personales y exageradas cautelas.

El sábado 23 de Marzo -y cada día del año- la prioridad está en una causa que llevan adelante miles de argentinos de bien y que congrega a cada vez más gente. Ese día estaremos todos los que entendemos de qué se trata.


Alberto Mora

 

 

.: Portal UNO Argentina

Facebook Flickr Twitter Instagram You Tube Facebook

 

 

 
 
ACTUALL HAZTE OIR RELIGION EN LIBERTAD
ENCUESTA
¿Qué incide más para tener un país mejor?
Mejor educación
Mayor seguridad
Más trabajo

Ver farmacias de turno en San Isidro
¿Qué es la ideología de género?
GRAVIDA ROTARY CLUB DAMAS ROSADAS FUNDACION CONIN
CUIDAR CASA DE GALILEA FUNDACION LORY BARRA FUNDACION LEER
BIBLIOTECA POPULAR DE SAN ISIDRO MADRES DEL DOLOR FUNDACION ESCOLARES FUNDACIÓN PRIMEROS PASOS DELFINA VASALLO
FUNDACIÓN MARÍA CECILIA CENTRO DE EXCOMBATIENTES DE MALVINAS SAN ISIDRO FUNDACIÓN COR
TU VIDA EN TUS MANOS ASOCIACIÓN TRADICIONAL ARGENTINA EL LAZO UASI LA CAVA CÍRCULO DE POETAS DE LA CIUDAD DE BOULOGNE SUR MER
INSTITUCION FÁTIMA
LA CHATA SOLIDARIA ASOCIACIÓN UMBRALES LA MERCED VIDA FUNDACION NOSOTROS

Ver farmacias de turno en San Isidro
BUSCADOR
Google

PORTADA

FAMILIA

ENTIDADES

PUBLICIDAD

EFEMÉRIDES

RELIGIOSAS

HISTORIAS

PLANO

SANTORAL

VALORES

ECOLOGÍA

GUÍA DE COLEGIOS

AGENDA

NOTICIAS

JARDINERÍA

GUÍAS DE DATOS

RESTAURANTES

COMENTARIOS

MASCOTAS

GUÍAS DE ORGANIZACIONES

ACTIVIDAD CULTURAL

DEPORTES

SALUD

FARMACIAS

EDUCACION

ENVIAR INFORMACION

FAVORITOS

 

P o r t a l   U N O   A r g e n t i n a
Todos los derechos reservados | 2004-2018